lunes, 10 de julio de 2017

Adiós Zor, nos veremos

El pasado miércoles 28 de Junio falleció mi querido mastín Zor.
El pobre Zor ha aguantado cerca de 12 años, a pesar de que por su displasia me dijeron que viviría sólo 5 o 6 años. Ha estado muy bien cuidado y aunque su mamá humana dejó nuestro mundo hace casi 2 años, he intentado mimarle todo lo que he podido. Ya estaba muy mal y le costaba caminar, sin caerse. Muchas veces tenía que ayudarle a levantarse. Las dos últimas semanas ya no se podía poner en pié. Las heridas no se le cicatrizaban y muchas moscas verdes le invadían, poniéndole huevos en las heridas que se llenaban de gusanos estaba
Fué un día muy muy triste.
Zor espero y deseo que estés en el otro mundo con Marta, tu querida mamá humana y con tu abuela, que también te quería mucho y que se nos fué el pasado febrero.
Adiós Zor te echaré mucho de menos.

martes, 20 de junio de 2017

Los últimos días de Zor

Mi Mastín Zor está llegando al final de su vida.
Lleva ya dos semanas que no puede levantarse. Si intentamos ayudarle, se vuelve a caer. Las patas traseras no le responden. Algunos amigos me recomiendan, desde hace tiempo, ponerle una inyección para terminar con su vida, pero me cuesta hacerlo, ya que no le veo sufrir y come con ganas. El gran problema es cuando tengo que estar fuera varios días, no se le puede atender bien.
La vida es muy dura, para los humanos y para todos los seres vivos. No sólo para los afectados, sino también para todos aquellos que les queremos.
Lo de Zor ya no tiene solución y la duda sobre qué es mejor para él, dejarle como está o terminar con su vida es una duda tremenda.
Zor, te queremos mucho y si te vemos sufrir, no me quedará más remedio que tomar una tristísima decisión.
 

jueves, 18 de mayo de 2017

Continúa la lucha de Zor

Hay días muy duros, dos días de lluvia seguidos han hecho empeorar ostensiblemente al mastín Zor.
La humedad y la bajada de la temperatura han perjudicado a sus patas traseras y le impiden levantarse fácilmente. O le ayudo o el pobre se queda tumbado en el mismo lugar durante horas. Ya no podía acompañarnos a Leda y a mi al gallinero. Afortunadamente ha mejorado el tiempo y se encuentra mejor. Hoy mismo se ha levantado en seguida y ha venido rápido a buscar su comida.
Muchas personas me recomiendan ponerle una inyección para que descanse eternamente, pero mi teoría es que ya habrá tiempo para ello y mientras le vea con ganas de comer, seguiremos luchando por mantenerle con vida.
¡Zor te queremos mucho y estaremos siempre a tu disposición, para que sufras lo menos posible.!

miércoles, 22 de marzo de 2017

Excursiones con la perrita Leda

De nuevo, después de un tiempo sin pasear, hemos comenzado una vez a la semana a dar largos paseos por el campo, con un grupo de amigos y con Leda.
Ya que Zor no puede caminar, lo he empezado a hacer de nuevo con la perrita Leda. El primer día en una salida hacia un monte, con muchas cuestas, Leda lo pasó mal y fué jadeando todo el camino, quedándose en la cola del grupo. Pero poco a poco ha ido adaptándose y ya viene muy contenta. Nos acompañan otros perros y la verdad es que la relación entre Leda y sus compañeros es muy buena, se respetan y cada uno va por su lado.
La excursión de ayer tuvo una primera parte con una empinada cuesta arriba y una vez superada, incluso Leda empezó a caminar cerca de la cabecera del grupo.
Andar, resulta muy bueno para los humanos y también para los perros

domingo, 19 de febrero de 2017

La lucha continúa

Pasan las semanas y los meses y Zor sigue su lucha por la vida. Le gusta pasear, para ir a las gallinas, a las que hay que abrir por la mañana y cerrar al anochecer, para evitar que los zorros o las ginetas acaben con ellas.
Bajamos con Zor y Leda, les cepillamos para quitarles el pelo sobrante y como premio se les dá un poco de pan. Zor se levanta y baja con ilusión, aunque evidentemente le cuesta cada día más y cae a veces por el camino, para levantarse con esfuerzo, muchas veces hay que ayudarle.
Zor es consciente de que no puede dar paseos más largos y si salimos por el campo a pasear con amigos, se resigna y no protesta, aunque Leda venga con nosotros.
Por la noche entra a dormir en casa, antes protestaba al apagar las luces y quería salir fuera, pero últimamente se resigna y espera a la mañana siguiente para salir, cuando le llega la hora del desayuno.
¡Animo Zor, te queremos!


miércoles, 18 de enero de 2017

¡¡¡¡¡Mi Mastín Zor resiste!!!!!!

Zor es increíble, lleva luchando toda su vida contra la maldita displasia y aguanta y aguanta.
Se cae, se levanta. Se cae, se levanta. A veces tengo que ayudarle en superficies resbaladizas, pero Zor lo intenta y lo intenta.
Hace unas semanas parecía que tiraba la toalla, pero se ha recuperado y continúa luchando. He tenido que modificar los horarios de comida, para que por la noche, que suele dormir en casa, cuando aprieta el frio, no se haga caca encima y así por la mañana a primera hora salga al jardín, a desayunar, sin complicaciones.
Todos los días le doy dos pequeños paseos. Aprovecho para ir a abrir o cerrar a las gallinas y cepillar a continuación a los mastines. Cuando llega la hora ya está reclamando el paseo y a veces juega con Leda, aunque no es una buena idea ya que la mastina le acaba tirando al suelo.
Lo que no consigo es que las heridas abierta de las patas cicatricen, ya que a pesar de curarle dos veces al día, se chupa las heridas y no hay manera de rematar la faena.

martes, 13 de diciembre de 2016

Adios Blas, Adios Toñi


 
La pelea de gallos, ha terminado con las vidas del Gallo Blas y de la Gallina Toñi.
Tuve que separar a Blas del joven gallo Copito y de las jóvenes gallinas, para evitar que le mataran y le trasladé a la caseta de los perros. Llevé también a la vieja gallina Toñi para que no estuviera sólo y le hiciera compañía. Al principio pareció ser una buena idea y Blas se fué recuperando de sus heridas.
Pero la otra noche, una gineta acabó con sus vidas. Quizás no cerramos bien la puerta de la caseta y a la mañana siguiente los encontramos desangrados.
Blas no se había portado correctamente con la llegada de los jóvenes y les hizo la vida imposible, hasta que Copito y sus compañeras crecieron y se vengaron del viejo gallo, que aparecía lleno de heridas sangrantes.
Adiós Blas y Toñi, os echaremos de menos.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Pelea de gallos

El 24 de Junio pasado vinieron a casa cinco gallinas y un gallo blanco, al que llamamos Copito. Eran todos pequeños, de pocos meses. De las anteriores, sólo quedaban con vida el gallo Blas y una gallina, Toñi, ya mayores, de unos 4 años. El recibimiento no fué muy agradable y los nuevos habitantes todos juntitos no se atrevían a acercarse a Blas y Toñi que en cuanto podían arremetían contra los jóvenes para demostrarles quienes eran los dueños del gallinero.
Poco a poco la situación ha ido cambiando. Copito y sus compañeras han ido creciendo y la situación se ha invertido. Los nuevos, especialmente las gallinitas se han dedicado a picotear a Blas, produciéndole heridas importantes. En vista de la situación Toñi ha cambiado de bando y se ha unido a las jóvenes. Blas ha quedado marcado y marginado. Está arrinconado y no quiere salir de la casita. Cuando los demás entran, se esconde debajo del comedero y no quiere saber nada. Las heridas van cicatrizando, pero va a ser complicado que los jóvenes admitan a Blas, ya veremos.

lunes, 17 de octubre de 2016

Cumpleaños de mi Mastin Zor, hoy cumple 11 años

Los veterinarios pronosticaron que no viviría mas de 5 o 6 años, a causa de la grave displasia que padecía desde pequeño, pero Zor es increíble y ha llegado a los 11 sin quejas por su parte.
La displasia le impide en casa levantarse, ya que se resbala y hay que ayudarle.
Cuando saco a Leda a pasear, Zor no protesta, es consciente de sus limitaciones, pero en paseítos cortos por dentro de la finca, lo hace con nosotros. Permanecer tantas horas tumbado, le ha producido heridas en las patas que no cicatrizan. Le curo con pomadas y nitrato de plata. A continuación, hay que vigilarle, para que no se las lama.
Hoy ha amanecido lloviendo y Zor descansaba en el felpudo de la entrada, protegido del agua.

Zor eres un fiel amigo y un bravo luchador. Desconozco si te duele, porque nunca te quejas, espero que no sufras Zorito. ¡Te queremos mucho!.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Zor de pequeño y Zor de mayor

La vida pasa muy rápido.
Hace nada, Zor era un cachorrito al que su mamá humana bañaba en la bañera. Hoy día Zor es un perrazo en la recta final de su vida, agravada por la displasia que padece y su mamá humana está en el cielo, desde hace un año.
Muchos amigos me dicen que es mejor sacrificar a Zor, pero yo me resisto. Cada día le cuesta más levantarse, pero le veo feliz en muchos momentos y eso me impide tomar tan dura decisión. Mientras pueda pasear y disfrutar, no lo voy a hacer. Dentro de nada cumplirá 11 años, lo que es mucho para un mastín español con esa grave limitación, pero me siento incapaz de hacerlo. En casa se resbala y no puede levantarse sólo. Además se hace caca, pero le quiero mucho y mientras podamos ayudarle, lo haremos.

martes, 26 de julio de 2016

El fuego y los mastines

Llega el verano y con él los incendios, muchos de ellos tristemente provocados.
El sábado lo tuvimos muy cerca de casa y con el viento soplando hacia nosotros. A las pocas horas cambió la dirección y gracias a la rápida actuación de la guardia civil, de los bomberos, del helicóptero y del Ayuntamiento, se pudo sofocar antes de que se convirtiera en una catástrofe. El Alcalde vino a casa a ayudarnos, cosa que le agradecemos enormemente.
Fué curiosa la actuación de Zor y de Leda.
Zor como siempre en primera línea, ladrando al humo y a las llamas y Leda corriendo entró en casa y se refugió en el despacho.
Cuando terminó el desastre, tuvimos que recoger muchas cenizas que mancharon todo.
Al día siguiente vinieron cada cierto tiempo a vigilar para que no se reprodujera. ¡¡¡¡Un diez para el equipo antiincendios!!!!.
En la foto de la derecha vemos a Zor ayer, tranquilo, vigilando, a la sombra de una palmera, resguardándose del tremendo sol, de estos calurosos días.
Resulta terrible que haya seres humanos que provoquen esto. ¿Con qué intención?

martes, 5 de julio de 2016

Cómo nos atan nuestras queridas mascotas!!!!

Llega el verano y hay que pensar en nuestras queridas mascotas. ¿Quién las cuidará durante las vacaciones? Hay que alimentarlas, vigilar que no caigan enfermas, darles sus medicamentos...
En mi caso tengo que darle las medicinas a Zor y a Leda a diario, no es conveniente saltarlas. Leda toma cada día 4 pastillas de Eutirox, por el tema de la tiroides y Zor Cosequin y Metacam por su avanzada displasia. Además a Zor tengo que ayudarle a levantarse en muchas ocasiones, porque el pobre a veces no puede sólo
A la lorita Sirpa además de su comida diaria, conviene sacarla de la jaula de vez en cuando para que vuele.
Y a las gallinas cerrar su jaula y su casita por las noches para evitar desagradables ataques, como el que sufrió recientemente la gallina Tia Mari y que acabó con su vida.
Es un problema y en mi caso resulta complicado irme un mes entero. No me queda más remedio que buscar ayuda.

lunes, 6 de junio de 2016

Los paseos de los mastines

A Zor y a Leda les encanta ir de paseo. Sin embargo cuando el terreno es empinado, como observamos en la foto, les cuesta trabajo, como a todo ser humano.
Estoy tratando de pasear, especialmente por la displasia de Zor, con objeto de proporcionarle fuerza en las patas. Cada día le cuesta más levantarse y muchos amigos me recomiendan sacrificarle, para que no sufra. Pero me siento incapaz, porque a pesar de su enfermedad, hay tantos momentos en los que le veo feliz, que no soy capaz de llevarlo a cabo. Trataré de proporcionarle los mejores cuidados.

La vida es muy cruel. Hoy mismo un extraño, no sé exactamente de qué raza, ha acabado con la vida de una de mis gallinas (Tia Mari). Una gallina feliz y cariñosa, que había nacido en casa. Hoy ha aparecido decapitada y destripada. ¡¡Pobre Tia Mari!! No hacía daño a nadie, siempre se me arrimaba, cuando bajaba a visitarla y a darle los restos de nuestras comidas, que junto con el arroz integral y el pienso constituían su alimento.
La vida es cruel y los humanos debemos proporcionar todo nuestro cariño a los animales.

jueves, 12 de mayo de 2016

La lluvia y el campo

Resulta curiosa la diferencia de carácter entre Zor y Leda. El mastín siempre trata de protegerse de la lluvia. Corre al porche y se tumba protegido, aunque siempre tratando de tener la mayor visión de su entorno. Sin embargo a Leda, parece gustarle el agua. No le importa mojarse, se coloca en las zonas de mayor control del terreno, a pesar de la lluvia. Quizás se sienta mejor y le sirva de ducha.
Últimamente no para de llover, un día sí y otro también. Y Leda pasea tan contenta a través de la hierba alta repleta de flores, pero muy húmeda.
Cuando piden entrar en casa, golpeando la puerta, les seco con una toalla y cada cual se coloca en su sitio, aunque Leda siempre trata de ocupar el de Zor.
La primavera del 2016 está resultando muy húmeda, esperemos que sea para bien y los cultivos den el fruto esperado.  



sábado, 16 de abril de 2016

La delicada vejez de mi Mastin Zor

El tiempo pasa muy deprisa y Zor está camino de sus 11 años de vida. Al parecer es mucha edad para un mastín y especialmente si sufre de displasia como es su caso. Pero Zor ha vivido una vida placentera y lucha cada día contra las adversidades. Recuerdo que cuando estuvimos dudando si operarle o no de la cadera o de los fémur, me dijeron que no viviría más de 5 o 6 años.
Esta misma mañana me he asustado al no encontrarle. Se empeñó en dormir fuera de casa, a pesar de la fuerte lluvia que caía. Y cuando esto sucede, siempre le encuentro tumbado en el porche, sobre el felpudo. Pero esta mañana no estaba y no respondía a mis llamadas. Salí a buscarle con un paraguas, sin encontrarle en sus refugios habituales. Al final apareció debajo de un seto y volvió al porche.
Cada vez le resulta más difícil levantarse, especialmente en zonas un poco resbaladizas y tenemos que ayudarle, pasándole la correa por debajo y tirando hacia arriba.
Lleva varias semanas con una infección de orina y los antibióticos que le damos a diario, le dejan más débil aún.
La vida de los perros es corta y es muy duro verles sufrir por enfermedad o simplemente por la vejez.

domingo, 13 de marzo de 2016

De nuevo el celo de la mastina Leda

Hemos tenido que suprimir por el momento los paseos por el campo.
Después de 10 días sangrando y poniendo la casa perdida, le ha llegado el celo. Como Zor no puede montarla por la displasia, ambos sufren. Pero Zor no se separa de la mastina ni un minuto. Le cuesta comer. Si le ponemos su comida en el sitio habitual, alejada de la de Leda, no come. Hay que ponérsela muy cerca de ella.
Quizás deberíamos haber hecho caso a la veterinaria y haber vaciado a la mastina hace tiempo. Dicen además que es mejor para su salud, lo desconozco.
Afortunadamente estamos teniendo unos días de altas temperaturas y pueden quedarse todo el día y las noches en el exterior de la casa. En caso contrario ni dormirían ellos, ni dormiría yo. Zor ante su impotencia golpea la puerta de mi cuarto, como buscando ayuda.
Esperemos que termine éste pequeño suplicio pronto. La última vez le duró 6 días.

viernes, 19 de febrero de 2016

Continuamos paseando

Ya estamos en los 5 kilómetros diarios. Al pobre Zor cada día le cuesta más. Se queda retrasado y tengo que detener a Leda para esperarle. Cuando tropieza y se cae le cuesta levantarse. Hoy mismo he tenido que estar a su lado, esperando que se recuperase y emprendiera la marcha.
Le vienen bien los paseos a Zor para sus patas, pero vamos a tener que reducir el recorrido  o al menos buscar caminos menos empinados.
El fuerte viento de los pasados días ha provocado la caída de robles, algunos de gran tamaño, que han bloqueado los caminos, resultando complicado el paso.
Es curioso que en el recorrido que hacemos, en la ida, que es cuesta arriba, vamos todos juntos, pero en la vuelta, cuesta abajo, es siempre Leda la que preside la marcha, quedándose el pobre Zor retrasado. Continuamente tengo que llamar a la mastina, para que nos espere y a duras penas lo hace.

martes, 2 de febrero de 2016

Paseos con Zor y Leda por el campo

Pasear por el campo con los mastines, es además de entretenido un ejercicio estupendo para ellos y para mi. Cada día tratamos de hacer unos cuantos metros más. Ahora estamos en los 4,4 kilómetros, llegan cansados, cenan y se acuestan. Zor se encuentra mejor de sus patas y salvo en la zona más resbaladiza, se levanta con menor dificultad. Me cuesta trabajo llevarles cerca. Normalmente cada uno va a su aire. A la vuelta Leda se nos adelanta, como deseando llegar a casa. 
El problema principal es que aparezca algún animal. si es un perro salen disparados a su encuentro, hasta ahora sin consecuencias. Si son gallinas en fincas sin vallar resulta difícil. Lo que hago es que me alejo rápidamente y cuando observan que me voy, vienen detrás. Paso también una zona de cerdos enjaulados. Las primeras veces iban hasta el recinto y como se han dado cuenta que está vallado, ya no repiten la jugada. El otro día apareció un gato y corrieron como galgos a por él. Afortunadamente el gato fué más ágil y desapareció.
Los mastines, aunque en casa tienen terreno para hacer ejercicio, permanecen tumbados la mayor parte del tiempo, aunque siempre vigilando.  Sólo si por el camino que bordea la finca pasa un coche o gente caminando, en ese caso recorren la valla por dentro persiguiéndoles al galope.
Andar es muy sano para todos. 

martes, 12 de enero de 2016

O no llueve o no para

Ayer me costó salir de casa para ir a trabajar. El camino de arena estaba inundado, repleto de zanjas enormes llenas de agua. Con mucha suerte pude salir, pero tuvimos que llamar a los de la excavadora para arreglarlo y poder entrar de nuevo.
La noche fué infernal, cayó una gran cantidad de agua y el viento no paró. A los mastines les gusta el agua, pero no tanto. Como se observa en la foto, prefieren estar en su manta, cerca de la chimenea.
El agua al caer por los regatos en pendiente que bordean el camino de zahorra, se desborda e inunda todo, destrozándolo.
Lo cierto es que Zor y Leda son unos mastines caseros y mimados. Tengo amigos que dicen que no les trato como verdaderos mastines, pero lo cierto es que cuando tienes tanto cariño a unos seres vivos como éstos, resulta imposible tratarles mal. A Zor con su displasia no le viene bien la humedad.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Leda en Navidad....

Parece mentira que hoy sea Nochebuena. Está oscureciendo como es lógico a estas horas, pero el tiempo es realmente extraño. Yo no creo en el famoso "cambio climático actual", siempre ha habido cambios climáticos. Cuando yo era pequeño en la costa de Huelva concretamente en Mazagón, el mar avanzaba y las casas de la primera línea de playa iban desapareciendo, el mar acababa con las dunas y tuvieron que construir un horrible malecón, de protección. En cambio en tiempo de los fenicios el mar llegaba hasta Jerez. En el poblado de Doña Blanca están los restos del puerto Fenicio y su faro, hoy a unos cuantos kilómetros del mar.
A pesar de todo y lo podemos ver en la foto de Leda de este mes de diciembre, parece que estamos en primavera. No llueve y espero que esto cambie, ya que el año pasado tuvimos escasez de agua para poder regar.
El tiempo cambia, efectivamente, son ciclos que los humanos no controlamos. El calor y el frio, la lluvia y la sequía, se alternan cada cierto tiempo.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Zor y Leda

El cariño que se les tiene a los perros es enorme. En mi caso es bastante similar al de los seres humanos.
Zor y Leda son parte de mi familia y no puedo cambiar mis sentimientos. Trato de que tengan una vida lo más agradable y confortable posible. Si me voy de viaje les busco alguien que les dé de comer y sufro pensando que duermen a la intemperie, fuera de su hogar. No les gusta su casita, a pesar de que no está nada mal, para ellos su vivienda es la casa de todos, la casa principal.
Es cierto que cumplen una labor importante de vigilancia, pero para mi lo más importante es que estén bien cuidados y felices.
Zor y Leda son, muy queridos por mi y mi familia, lo mismo que Sirpa, la pequeña yaco gris de cola roja. Aunque a Sirpa me resulta más sencillo llevármela en una pequeña jaula de transporte.
En la foto les vemos en su lugar preferido, desde donde controlan un espacio mayor.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Durmiendo en casa

A Zor no le gusta dormir en casa, prefiere dormir a la intemperie a la vez que cumple con sus obligaciones de vigilancia. En muchas ocasiones he salido a buscarle a las 3, las 4 o las 5 de la madrugada, porque me daba pena y porque a veces ladra insistentemente.
De repente hemos tenido una bajada brusca de las temperaturas y ha decidido quedarse en su alfombra sin pensarlo dos veces.
El frio no es bueno para sus delicadas patas traseras y prefiero que esté calentito en el interior de la vivienda. Zor está mayor, cumplió el mes pasado 10 años, lo que es mucho para un mastín y especialmente para un mastín con displasia.
Leda sin embargo no tiene dudas, en cuando llega la noche entra en casa rápidamente y ya no sale hasta la mañana siguiente. Eso sí, en cuando oye cualquier ruido extraño ladra sin parar.
Para los mastines, es primordial cumplir con la vigilancia, lo llevan en sus genes.
Parece que por fin, después de un caluroso mes de noviembre, ha llegado el invierno. Y aunque el sol sigue presente, ha aparecido el frio.

viernes, 23 de octubre de 2015

De nuevo paseamos

Después de unos duros meses familiares, Zor, Leda y yo hemos vuelto a pasear por el campo. Y verdaderamente todos lo necesitábamos. Al pobre Zor le cuesta por su displasia, aunque es bueno caminar para fortalecer los músculos.
O bien salimos en coche buscando terrenos llanos o bien paseamos desde casa, monte arriba.
A Zor le cuesta subir a la furgoneta. En casa es más sencillo, ya que la acerco a unos escalones, pero a la vuelta hay que ayudarle con la correa, pasándola por debajo de su cuerpo y tirando hacia arriba. El paseo en llano, lo hacemos junto a un pantano. Es menos cansado y meten las patas en riachuelos o en el mismo pantano.
Monte arriba vamos muy bien, pero la vuelta cuesta abajo es compleja para el mastín, que pierde el equilibrio y acaba tumbado en el suelo. Su pata derecha está muy débil
En cualquier caso salen felices de casa y hasta que empieza Zor a notar el cansancio, va como loco de contento.
Los paseos son estupendos para los perros y cómo no, también para los amos.
En casa tienen terreno para hacer ejercicio, pero los mastines pasan demasiado tiempo tumbados, vigilando.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Adiós Marta, te queremos

Marta, mi amor, la mamá humana de Zor, Leda y Sirpa, nos ha dejado.
Después de casi siete años luchando contra el maldito cáncer, no ha podido superar la última recaída y el 31 de Julio se fué. Deseamos que esté en un mundo mejor y que su querido mastín Vetón, que falleció hace dos años, siendo todavía muy joven, haya salido a recibirla, como ella siempre decía.
Curiosamente Sirpa ha dejado de llamarla. Durante los últimos meses en el Hospital, cada vez que yo tenía que ir a casa, me recibía con un ¡Marta, Marta, Marta...! y desde el día de su fallecimiento ha dejado de repetir su nombre.
Zor, Leda y Sirpa y por supuesto yo, te echaremos mucho de menos, eras una muy buena persona, honrada, trabajadora, muy culta y muy cariñosa.

Marta te queremos. Has sido mi compañera inseparable durante más de treinta años y especialmente en estos casi siete últimos años de sufrimiento, en los que hemos compartido todo, día a día. Tu gran entereza, sin una lágrima, hasta casi el final en que para combatir el terrible dolor, hubo que suministrarte dosis altas de morfina.

Adiós Marta nunca te olvidaremos, espéranos en un mundo mejor y sal a recibirnos cuando nos llegue la hora, como nuestro querido Vetón habrá hecho contigo.

lunes, 27 de julio de 2015

Zor siempre alerta

A pesar del intenso calor, Zor siempre está alerta. Si un coche se aproxima o si divisa movimiento de personas o animales, Zor se sitúa en su lugar preferido, desde donde domina el terreno, desde donde divisa a los intrusos, para ladrar y avisarles para que no se les ocurra acercarse. Zor lleva en sus genes el instinto de protección y vigilancia, como un gran mastín español, que es.
No importa que le duelan las patas, no importa que el calor sea asfixiante, Zor siempre cumple con su obligación. Defiende su territorio, defiende a su familia, perruna y humana. Zor es grande, físicamente y de corazón.
Va a cumplir 10 años, muchos para un mastín, pero en ocasiones me recuerda a un cachorro, cuando provoca a Leda para jugar con ella. Claro que la fatiga le llega enseguida y los saltos y cabriolas duran poco.
Zor, eres grande.